Top 10 problemas de chicas altas con pies grandes 2
Abrigos para altas

Top 10 problemas de chicas altas con pies grandes

Si lees mi blog con cierta asiduidad, sabrás que siempre hablo del mundo de las mujeres altas, tanto para compartir buenas y no tan buenas experiencias.

Top 10 chicas altas con problemas pies grandes 1

Éstas experiencias, me atrevería a decir, que son situaciones por las que todas hemos pasado en algún momento de nuestra vida, así que seguramente, os sentiréis identificadas con el top 10 problemas de chicas altas con pies grandes.

Por eso, hoy quiero dedicar este post, a todas aquella mujeres, que sentimos esa diferencia al resto de gente, viendo al mundo “desde las alturas” nunca mejor dicho, donde tenemos que encontrarnos con situaciones difíciles para comprar, por qué tenemos un pie grande y no encontramos calzado de tu talla.

Si tienes interés por lo que he encontrado en las rebajas para chicas altas, te aconsejo leas éstas entradas pinchando aquí, como también el top de tiendas online con zapatos talla 42, o de botas XL de talla grande.

Los problemas que os cuento a continuación, son tan solo una manera divertida de compartirlo con vosotras, por qué para eso estoy aquí, para ayudaros a solucionar estos problemas, dándoos a conocer nuevas marcas, tanto de ropa como de calzado.

Así que no quiero que bajéis la guardia y os sintáis deprimidas, al revés, las cosas están cambiando y eso quiero transmitiros, que cada vez tenemos más marcas a nuestro favor.

Top 10 problemas de chicas altas con pies grandes

Caso #1

Ir de rebajas, entrar en una tienda y ver que todos los modelos están separados por tallas.

De manera en la que vas entrando, tus expectativas van subiendo, creyendo que puede haber un apartado de la tienda que ponga; 42, con una luz iluminadora cegadora. Vas pasando todos los demás modelos de tallas 37, 38, 39.. y en cuanto vas avanzando, normalmente pasillos que van destinados a la nada, ves desde lejos que tu inocencia se va disipando, dado que solo llegan las tallas hasta el 41, y eso sí, da las gracias.

Caso #2

En plena temporada, ya sea de verano o invierno, te acercas a una tienda de zapatos, y ves unos zapatos que podrían ser los perfectos para ti, con el tacón perfecto que estabas buscando.

Antes de ir a preguntar a la dependienta, dado que sí, siempre tenemos que ir a ella, nunca están en el escaparate, vas tanteando el terreno, buscando un posible segundo modelo, para tener otra opción.

Dubitativa, vas acercándote a ella, con cara de: dime que sí, dime que sí tienes mi talla y me iré contenta y feliz a casa! Pues la realidad es otra.

Seguramente te toca un/a dependienta, que primero te mira, como diciendo que alta eres, y prosigue la pregunta del millón: ¿Hola buenas tardes, tendrías de esta marca la talla 42?

La respuesta como todas sabréis, es no. Entonces te vas por donde has venido.

Caso #3

Cuando te compras unos zapatos que te los has comprado de manera impulsiva, aunque no sean tu talla. ¿No os ha pasado alguna vez?

He de admitir que a mí sí. Ver en el escaparate un modelo de zapato que te gusta mogollón, y pensar; tienen que ser míos, pero en ese momento no valoras que cuando te los pruebas, no son tu talla, y evidentemente te quedan pequeños, pero tu erre que erre, y a casa que te los llevas.

Entonces, siempre suele tener un mal final esta historia, te los pones una vez o dos, como mucho, por qué evidentemente te rozan y duelen. Pero tú ahí, divina de la muerte.

Caso #4

Para comprar unas bambas a día de hoy, es toda una odisea, sin duda.

En mi caso, doy miles de vueltas, cuando en mi interior, sé a la perfección que acabaré en la sección de hombres, y no hay cosa que me horrorice más!!

Pero a día de hoy, menos mal que hay muchos colores vivos dentro del mundo de los hombres, por qué si no, siempre iríamos de color gris, marrón o negro.

Eso sí está claro, ahí encontramos tallas del 42, 43, 44 .

Caso #5

Compras unas sandalias para estrenar el verano, y decides que como son abiertas por delante, y crees (por que eso pasa, creemos) que nadie va a ver que al decidir comprártelas sobre sale un poco el dedo por delante, y simplemente crees que no se nota mucho. Esta para mí es la mejor!

Caso #6

Entrar en webs de calzado, e ir al apartado de Tallas Especiales, y sentirte un bicho raro.

¿No podrían llamarlo directamente Calzado Grande?

Si bien tengo entendido, a las de tallas grandes de ropa, les llaman Curvy o Plus, por lo que me parece mucho más bonito y apropiado, no ESPECIAL.

Aunque os digo una cosa, he querido cambiarle el significado de “Especial”, a algo como; grande, diferente, y con personalidad. ¿Qué os parece?

Caso #7

Nunca has podido llevar botas tipo las UGG, misión imposible, no son para nosotras.

Rotundamente, por mucho que se lleven, creo que no he visto unas botas que quedan tan mal en un pie grande, aumentan el tamaño de tu pie x4 perfectamente.

Así, que mejor estar lejos de ellas.

Caso #8

Cuando tienes el pie grande, dejas a un lado esos calcetines tan de chicas; colores alegres y de chica, y pasas a comprarte calcetines mucho más masculinos, o sencillamente del Decatlón, negros y sin problemas.

Si no, tienes la oportunidad de comprarte en la marca Happy Socks, que llegan hasta el 42, pero tienes que gastarte por cada par 10€, entonces piensas: ¿ahorrar con unos negros o llevar calcetines monos?

Caso #9

Las chancletas de verano, siempre acaban siendo colores neutros, por qué esos modelos de chica que tanto nos gustan, nunca hay de nuestra talla.

Caso #10

Por último y no menos importante, el calzado con punta, tipo stiletto. Hemos de tener mucho cuidado, por qué aumenta de manera óptica nuestro pie, ya sean tipo bota o zapato.

A pesar nuestro, ésta moda de punta, esta volviendo a llegar a España en algunos modelos, así que tendremos que tener cuidado.

 

Alguna de vosotras se identifica con estas situaciones? La verdad es que al final acaban siendo totalmente graciosas todas ellas, hemos de tomárnoslo con humor!

Después de todo, no quiero alarmaros, pero he encontrado este artículo que habla sobre una talla más de zapato por culpa ‘ del embarazo’ ? Eso sí que me preocupa… jaja! Pincha aquí para leerlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *